>RIMMUNIM o RIMMONIM, Joyas judías en la catedral de Palma de Mallorca

>

El 12 de Enero de 1493. Fernando el Católico expulsa a los judíos de Sicilia. La sinagoga de Cammarata debe desprende de bienes difíciles de transportar. Entre ellos hay dos piezas llamadas Rimmunim o Rimmonim, de alto valor arqueológico, de plata labrada de tradición gótica y con inscripciones hebraicas. Llegaron a Mallorca a través de unos mercaderes mallorquines de viaje por Sicilia que viendo su valor religioso y artístico quisieron comprarlas, para ofrecerlas a “Nostra Dona de la Seu”. Concretaron precio para comprarlas. Al no disponer del dinero suficiente, dejaron una cantidad a cuenta y de vuelta a Palma, informaron de ellas, a los canónigos de la Catedral. En un principio adquirirían una la Catedral y otra ellos.
De regreso y viendo que el conjunto no podía separarse, consiguieron que los religiosos adquirieran los dos. En los archivos de la Catedral están los documentos que certifican la compra-venta.
Forman una pareja de bordones de primiceria.
Los he visto desfilar muchas veces en la Procesión de Corpus Christi, antes de la Custodia. Dos primicerios, primatxers en mallorquín, portaban dos largas varas que en su extremo superior lucían, cada una, un Rimmunim. Los dos Rimmunim de la Catedral de Palma de Mallorca, están expuestos en su Museo, primera sala esquina derecha. Estos Rimmunim son joyas religiosas judías del siglo XIV.
Cada Rimmunim esta sostenido por un asta de 1,70 m. convertido en cetro o bordón de primicerio. El cetro consta de dos partes: el pomo y el asta. El asta esta formada por un cilindro de plata repujada con flores de estilo ojival, con adornos de relieve. Su alma es de madera. Con el rito judío, junto al Rimmunim, el asta estaba descubierta de plata y mostraba la madera que servía de apoyo del pergamino, para la lectura del Torah.  El Rimmunim o Rimmonim tiene inscripciones hebreas. “Entre las palabras inscritas se encuentran seis que son precisamente los seis nombres que da a la ley de Dios el autor del salmo 18 (19), en su segunda parte: Torat, Hedut, Piqqude, Misvat, Yrhat, Mishpete”. (Francisco Planas. Los Rimmonim de la Catedral de Mallorca). Las arandelas de las cabeceras llevan la leyenda “En la sinagoga de los judíos de Cammarata / el Señor la guarde. Amén”
Copio lo escrito por Cantera: “raro y precisos espécimen de su género”, y por Gabriel Llompart: “Eran ciertamente unos pomos preciosos de rollos de la ley, de factura poco frecuente, llamativos incluso para un profano…” Los Rimmunim son de plata y piedras preciosas. Tienen cascabeles, que al girar el asta, acompaña su sonido la lectura del Torah. Los Rimmunim dejaron de ser cabezas de rollo bíblico para convertirse en cabezas de bordón de primicerio o cantor en determinadas solemnidades de la liturgia catedralicia, y en la procesión de Corpus Christi.
Sabemos el nombre de los mercaderes que tomaron parte en la compra-venta: Francesc Puig, Anthoni Serra. Por parte del Cabildo Catedralicio:” mossen johan roix…,mossen francesc despuig …, misser pere gol…, misser bartomeu surede…, mossen gaspar enberti e miquell lopis e molts altres canonges. Fío a VIII de juny, any MCCCCLXXXXIII.
El coste total fue de 41 libras y 6 sueldos, costeados por el Cabildo
31 libras 6 sueldos y 10 libras por el gremio de pelaires.
Son piezas de valor religioso incalculable. Son únicas. En el siglo XX fueron objeto de deseo por parte del gobierno de Israel. Hubo presiones, ante el cabildo, por parte de autoridades religiosas y políticas de primer nivel mundial. Cardenales, Presidentes de Gobierno, etc. Hasta Franco tuvo que aguantar el interés por ellos. Las ofertas para su compra han sido de incalculable valor.
No salen en procesión y están guardadas en una vitrina de seguridad.
Son requeridas para ser expuestas en ciudades. Para poderlas enseñar se han hecho dos copias, también de plata, por artistas orfebres menorquines. Si saliesen de Palma, las originales, posiblemente no regresarían. No quiero dejar de reproducir una conclusión de Gabriel Llompart “la mercadería mallorquina aun siguiendo sus intereses sabia orientar, al menos en este caso se patentiza, su labor con sensibilidad religiosa.” En su visita a la Catedral de Palma, no deje de admirarlos. Son únicos, son originales y merecen su atención.


Publicado por Julia Saez Angulo y Dolores Gallardo
FUENTE: http://lamiradaactual.blogspot.com

  1. Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: