>Israel: Alimentos que contaminan bajo la mirada del Ministerio de Salud.

>

Un informe confidencial presentado al director del ministerio pone al descubierto: fábricas y restaurantes continúan produciendo alimentos peligrosos. No se controla la presencia de B1, cuya falta en el complemento alimenticio de “Remedia” fue la causante de una tragedia.
Una de las funciones básicas del Ministerio de Salud es protegernos de la ingesta de alimentos en mal estado y peligrosos para nuestra salud, la forma de hacer esto es a través de controles a los productores, comercializadores e importadores de alimentos, a efectos que no nos vendan alimentos no aptos para el consumo humano. A pesar de ello un informe interno determina que el ministerio fracasa en ello de forma grave y continua.
El informe señala un cuadro preocupante, según el cual durante años fabricas y restaurantes siguieron produciendo, comercializando o preparando alimentos que según controles previos habían determinado que son contaminantes.
¿Hay o no B1?
El informe determina además que no existe un control sobre los componentes que contienen los complementos alimenticios vendidos en el país. Además de ello pareciera que no se aprendieron de los errores del caso “Remedia” y hasta el momento no se controlan convenientemente los alimentos para bebes.
El servicio de alimentos nacional no controla de manera regular la presencia de las vitaminas indispensables para el desarrollo de las criaturas, ejemplo la vitamina B1 cuya falta causó la muerte de bebes en el año 2003.
No hay control sobre los restaurantes
Del informe surge que restaurantes y fábricas siguieron elaborando alimentos a pesar de que el Ministerio había descubierto en ellos componentes que ponían en peligro la salud pública. Ejemplo una popular panadería de Gush Dan siguió elaborando sus productos por tres años a pesar de hacerlo en condiciones sanitarias inadecuadas, o una fabrica de pastas que trabajo diez años sin autorización sanitaria. En otra fábrica de productos de confitería se elaboraron alimentos durante doce años a pesar de que controles recurrentes determinaron deficientes condiciones de producción. Uno de los restaurantes de carnes más populares del país trabajó durante cinco años sin autorización a pesar de no contar con condiciones sanitarias e incluso una vez encontrado en sus alimentos bacterias causantes de la listeria siguió funcionando un año más.
No se cumplen las leyes
El informe determina que no hay suficientes inspectores sobre los productores de alimentos y no hay suficiente control. Se dan a conocer una serie de fallas que tienen el potencial de dañar la salud pública.
Del Ministerio de Salud se informó que “la dirección continúa estudiando el informe y sus conclusiones serán llevadas al comité relevante.  Paralelamente trabaja el ministerio para fortalecer el servicio de alimentos y cambiar parte de los métodos de trabajo”

Extraído de Israel ha Iom Traducido por Gaby Szuster y Dany Najnsztejn                                                                                                                                                                                        
  1. Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: