>Luego de las elecciones en AMIA por Mario Goijman

>

Veinticuatro horas han pasado… y sigo abrumado, espantado, por lo que me toco vivir tan de cerca anoche. Me pase todo el día como Fiscal en las elecciones de la AMIA, y estuve en la propia Sede de Amia. Viví los muchos episodios que se viven en una elección, algunos más duros, otros más suaves. El clima general entre fiscales y autoridades de Mesa, se fue ablandando desde la natural desconfianza inicial, a una camaradería espontanea.- Nada especial, pero al terminar la votación, e instalarme en al Auditorio, para esperar los resultados, empecé a ver un clima especial e insólito. Decenas de jóvenes que no tenían la edad de votar, quizá cientos, vestidos a la usanza de la Ortodoxia Judía, empezaron una fiesta, que empezó suave, pero fue subiendo de tono, a medida que el escrutinio se adentró en las mesas de Eijal Hatora, Centro religioso, a donde por raras cosas del Régimen Electoral, se pasaron votantes de distintos lugares hasta nuclear 3.000 votantes en ese lugar, en Mesas A y B, de tantos que fueron los que se pasaron, para nuclearse donde sus Maestros y Rabinos los ubicaron. La fiesta se empezó a poner violenta, los jóvenes adolescentes se subieron al escenario, y ya la pantalla con los cómputos no se podía ver, y al locutor ya no lo podía oír. Las conversaciones que había tenido con algunos ortodoxos mayores, que querían polemizar, usando sofismas, como el de comparar a Videla, el Dictador, con el niñito nonato de 8 meses al que no se permitió enterrar en suelo Judío. El uso cerrado de lo que ellos interpretan de la Tora, llevado a extremos para justificar oscurantismo y cerrazón. El fanatismo sin sentido común. Discusiones sin final, porque la lógica racional, usando el cerebro y el corazón, chocaba con una Tora a libro cerrado, que se me asemejaba cada vez más al Corán, o a los libros de Mao. Sin posibilidad de discrepar. Todo era a todo o nada, dogma puro y cerrado, contra el sentimiento humano, y la educación que mame, basada en el amor, el sentido de pertenencia voluntaria, el respeto por las ideas del otro. Pero esto pasó antes; lo que me aterró fueron las legiones adolescentes, uniformadas de negro, siguiendo consignas que sin duda todavía no han podido racionalizar, saltando en una fiesta alocada, gritando sin dejar oír ni ver. Marcando un quiebre con los demás judíos, que no ven la luz, que ellos reciben de sus rebes…No me molestaba que festejen, era normal, pero si me hería la prepotencia, frente a los pseudo judíos diferentes. Una fiesta de democracia, y que debió marcar tolerancia y respeto por el otro, trastocado por niños que no pueden entender hacia donde los lleva ese camino, en un futuro no muy lejano. Y me vinieron o a la mente, los adolecentes árabes, convertidos en suicidas, para matar al judío, o empuñando piedras. Los adolescentes alemanes cuyo cerebro lavo la doctrina hitlerista, los niños maoístas escrachando a adultos que pensaban distinto. Lo que tantas veces vi en las películas, se me transformó en realidad, súbitamente, en el Auditorio de la AMIA, donde esos jóvenes se desbocaban mas y mas, impulsados por lideres que debieron frenarlos y educarlos en el respeto al OTRO, pero que en cambio los incitaban a festejar locamente, así como antes los habían hecho votar cosas que no entendían o adulterar identidades, porque el fin justificaba los medios.Salí asustadísimo acerca del futuro, que tiene que ver MI judaísmo, con ese fanatismo irrespetuoso y segregacionista???.
Quien le dio esa versión a la TORA, los mismos que se la dan al CORAN???
Y los extremismos de polos diferentes se parecen cada vez más.
Me siento un LIDER, tengo que poner todo mi esfuerzo, junto a los miles y miles que piensan como yo, para cortar esta segregación que nos duele tanto.
Tenemos que educar en el amor al prójimo, la aceptación del otro, basarnos en la ETICA JUDIA, y no en una TORA MALINTERPRETADA a LIBRO CERRADO.
JAVERIM: Basta, MANOS A LA OBRA, Con Plural Jai ya lo empezamos.
Sigamos la tarea, rescatemos un JUDAISMO de AMOR y COMPRENSION, frente al DOGMATISMO CERRADO. Seguí manejando despacio a medianoche por Córdoba, a solas con mis pensamientos, y cada vez mas asustado de esta dicotomía Judía, la cultura en la que me crie y en la que base mi actividad de Madrij y Dirigente, y que ahora está en peligro si no ACTUAMOS.

Ing. Mario Goijman (Buenos Aires)
  1. Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: