>Aumento en el índice de mortandad de bebes entre los beduinos

>

La muerte de bebes hasta el primer año de vida, es cuatro veces superior o más en comparación con la población judía en Israel.
La falta de enfermeras provocò el cierre de un centro sanitario de atención al bebe.
7000 familias viven en Badi Naim, una de las aldeas beduinas no reconocidas de las más grandes de Israel, que se ubica al sur de Beer Sheva. El ritmo de natalidad es alto, y muchas familias tienen más de diez hijos. En toda la zona viven unos 30.000 beduinos, y solo hace cinco años abrió el Ministerio de Salud una unidad sanitaria en la aldea. Pero hace dos años y medio se cerraron las puertas del edificio por falta de enfermeras y aún no se han vuelto a abrir. En el centro sanitario de atención al bebe de Badi Naim trabajaron en su momento dos- tres enfermeras. Los habitantes del lugar traían a los bebes para controles de crecimiento y desarrollo y las vacunas. “De pronto cerraron la clínica, de sorpresa. Explicaron que no hay suficientes empleados”, cuenta Ataf Abu Rabiha, secretario de la zona sur de la asociación “Adela” que se encarga de los derechos de los árabes en Israel.  
Las familias que necesitan ahora vacunas para los bebes, tienen que viajar 15 km. Hasta Sheguev Shalom para recibir atención cuenta Abu Rabiha. Por este motivo muchas familias desisten de este servicio indispensable y muchos bebes no reciben las vacunas como correponde.Es posible que sea una explicación a la mortandad de bebes beduinos en el Neguev, que es diez veces mayor al promedio nacional. En los últimos años la situación empeoró. Frente al centro sanitario cerrado funciona una clínica de la obra social Clalit que se abre a diario, con un medico, una enfermera y suministro de remedios a los habitantes de la aldea.Nosotros tenemos servicio medico cerca, pero para los bebes hay que viajar y perder un día de trabajo” cuenta Diav Aldenfiri, padre de 19 hijos que vive en la aldea.”Algunos de los habitantes no vacunan a sus bebes desde que cerró el centro sanitario, para algunos no es fácil salir con todos los hijos  y esperar el turno”.
La muerte de bebes antes del año de vida entre los beduinos es cuatro veces mayor en comparación con las poblaciones judías en Israel. Cada 1000 nacimientos el índice de mortandad es de 3.8, y entre los beduinos es de 12.2 índices que van en aumento.
El bajo peso, no es suficiente explicación para este fenómeno, ya que por ejemplo con 1-1.4 Kg. La mortandad entre los musulmanes es de 125.7 cada mil nacimientos, contra 59.1 entre los judíos.
En comparación con otros países, el índice de mortandad en Israel, según la Organización Mundial de la Salud, en el 2010 es igual al de Alemania e Irlanda: 4 casos cada 1000 nacimientos, mientras que en los poblados beduinos es 12.2 cada 1000 como en el Líbano.
El hospital Soroka de Beer Sheva,  en la sección de Maternidad conocen de cerca el tema, el 60% de las parturientas son beduinas, y la mayoría llegan de las aldeas del sur, sin haber venido durante el embarazo a ningún control ni seguimiento del embarazo. Esto obviamente aumenta los riesgos de manera considerable.
La obra social Clalit creo últimamente algunos centros de atención parea mujeres beduinas embarazadas, en Rahat y Beer Sheva. La Dra. Zoia Razbergia da conferencias en las aldeas beduinas para mueres embarazadas enviada por el hospital Soroka, y comenta “que hay un fenómeno de mujeres beduinas grandes, hasta un 20% son de 40 o más, y ellas no saben que la edad, y la gran cantidad de partos que tuvieron aumentan los riesgos y se niegan a realizarse estudios genéticos para comprobar el buen desarrollo del feto”.
Es imprescindible un plan gubernamental organizado para ocuparse de los factores que generan estas diferencias, en los próximos días se esperan recibir nuevos incentivos para alentar a las enfermeras para trabajar en esos centros.  
Según el Ministerio de Salud ”las diferencias en los índices de mortandad de los bebes en Israel entre árabes e israelíes se deben a problemas genéticos y de nacimiento, además de la situación socio económica baja que trae aparejados altos índices de pobreza, diferencias en el nivel de educación de las madres, y mala alimentación, falta de acceso a los controles médicos recomendados” Agregando además que “ el tema se encuentra entre las prioridades y se ha destinado un presupuesto especial para fomentar la salud de mujeres embarazadas y parturientas del sur”.
Publicado por Haaretz. Traducido por Gaby Szuster
  1. Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: